SEGURIDAD LABORAL

Tapones antirruido de uso industrial

La herramienta de protección indispensable en trabajos ruidosos
Trabajar con ruido puede provocar, al cabo de un tiempo prolongado, problemas serios de audición. Si estás expuesto a más de 85 dB en tu lugar de trabajo u ocio, protégete, la prevención es básica para evitar pérdida de audición.

La gama de tapones auditivos para el sector industrial está basada en productos que se adaptan a los diversos espectros sonoros y a los requerimientos de los diferentes puestos de trabajo.

Moldeados a la medida del canal auditivo de cada persona, atenúan cada sonido en su justa medida.

Este tipo de tapones contienen filtros que reducen los niveles dañinos para nuestro oído, producen una atenuación selectiva del ruido, evitando así los posibles daños producidos por el ruido en tu audición. Permitiendo el paso de las frecuencias del habla para mantener una conversación, así como escuchar señales acústicas y pueden utilizarse simultáneamente con otros equipos de protección individual como gafas, máscara, casco… Existen diferentes curvas de atenuación específicas para cada actividad, solicita el consejo de nuestro audioprotesista y déjate asesorar según tu ambiente acústico de trabajo.

Gafas de Seguridad

Hoy en día es imprescindible para todas las empresas proteger a sus trabajadores con los equipos de protección adecuados, aplicando las medidas técnicas y organizativas adecuadas con el fin de eliminar cualquier tipo de riesgo para los empleados.

Las exposiciones a determinados ambientes así como el uso de herramientas que podríamos citar como peligrosas para los ojos, sin tener en cuenta los accidentes nos obligan a tener un mayor cuidado y protección. Por eso, trabajamos con Essilor, que cuenta con gafas de protección ocular adaptadas a las necesidades de los trabajadores.

En 1954 Essilor comercializó la primera lente orgánica “Orma” (CR39) que hoy en día se ha convertido en el estándar en protección ligera graduada. Además los equipos de protección ocular de Essilor son acordes a las normas armonizadas UNE –EN 166, contando además con el marcaje obligatorio CE así como la marca del grado de protección para el uso de las lentes oftálmicas.