Óptica oftálmica

Lentes de contacto

Chica poniéndose lentilla

Las lentes de contacto son una alternativa segura, eficaz y cómoda al uso de  gafas.

Hoy en día distintos tipos de lentes de contacto cubren prácticamente cualquier necesidad en el ámbito de la óptica oftálmica.

Desde las más conocidas lentes blandas, que se utilizan para compensar miopías,  hipermetropías o astigmatismos a  lentes  de contacto para compensar la presbicia.

Para frenar incrementos de graduación en miopías en evolución de niños y adolescentes se utilizan tratamientos basados en lentes de contacto.

Así mismo se utilizan también lentes de contacto para realizar los tratamientos de ORTO_K.

En algunas alteraciones de la cornea como son los queratoconos,  o las corneas irregulares, las lentes de contacto son la corrección óptica que mejor agudeza visual aportan.